La importancia de la lectura

Además del placer y los beneficios que da el leer, tenemos el hecho de que por la complejidad del mundo que estamos viviendo y del que vivirán nuestros hijos se requiere de una preparación personal muy amplia que no tendremos si solamente nos limitamos a lo que aprendemos en la escuela.

Por Olivia González Aguilar

Además del placer y los beneficios que da el leer, tenemos el hecho de que por la complejidad del mundo que estamos viviendo y del que vivirán nuestros hijos se requiere de una preparación personal muy amplia que no tendremos si solamente nos limitamos a lo que aprendemos en la escuela.

Cada día se necesitan personas más preparadas, que sepan investigar, plantear soluciones e implementarlas, algo que sólo una persona autodidacta podrá lograr. Las bases educativas que una persona necesita para poder ser autodidacta son: una buena comprensión de la lectura, la capacidad de poner las propias ideas por escrito con claridad y precisión, así como tener desarrollada la mentalidad matemática.

En el presente artículo abordaremos cómo podemos ayudar a nuestros hijos a tener una buena comprensión de la lectura y que les guste leer.

He oído, infinidad de veces, en mis interacciones personales y profesionales comentarios como: “A mi hijo no le gusta leer”, “mi hijo sale mal en los exámenes porque al leer las instrucciones no las entiende”, “cuando la tarea es leer batallo mucho con mi hijo para que la haga”.

Saber qué hacer en estos casos no es simple, pues existen muchas causas por las cuales la lectura se dificulta. Hay veces que es por un prerrequisito Ya Aprendí no resuelto y hay otras que es porque existen situaciones en el ambiente que no propician el hábito, ni el gusto por la lectura.

Entre los Prerrequisitos Ya Aprendí involucrados en la comprensión de la lectura tenemos:

  • Movimientos oculares
  • Vocabulario

Y entre las situaciones ambientales están:

  • La selección de las lecturas
  • Acceso a los libros
  • Gusto vs. Obligación

 

Movimientos oculares

Cuando los movimientos oculares no son adecuados, a nuestro hijo se le dificultará enfocar las letras y tener un seguimiento fluido de los renglones. Acciones como acercarse demasiado al libro, entrecerrar los ojos al leer, que sus ojos se pongan rojos o lagrimeen, así como que reporte dolor de cabeza o cansancio después de leer, quiere decir que sus movimientos oculares requieren de atención y estimulación.

En casa lo podemos ayudar jugando todos los días un juego con pelota, así como limitando el tiempo que pasa frente a pantallas y pidiéndole que descanse sus ojos entre una actividad y otra frotando sus manos limpias y luego colocándolas sobre sus ojos, sin apachurrarlos, mientras parpadea.

Si el problema persiste hay que acudir con un especialista para que haga el diagnóstico y plantee soluciones. Los especialistas son distintos de acuerdo al problema que se tenga. Si es de agudeza visual el indicado será un oculista y si se trata de movimientos oculares entonces tendremos que acudir al terapista visual u oftalmólogo funcional.

Vocabulario

A veces la falta de interés por la lectura se da porque en un párrafo hay varias palabras que el niño no entiende. La falta de vocabulario es muy común. Entre las actividades que podemos realizar con nuestros hijos para incrementarlo están:

  • Nombrar todas las cosas por su nombre evitando el uso de eso o aquello.
  • Dejar que desde pequeños los niños se expresen con palabras, esto es, no adivinar lo que quieren decir o darles todo para que no tengan que pedirlo.
  • Platicar en familia acerca de lo qué se va a hacer, cuándo y cómo.
  • Dar instrucciones precisas de manera verbal y por escrito, dependiendo de la edad del niño.
  • Preparar alimentos siguiendo procedimientos escritos.
  • Leerles todos los días un texto que trate de un tema de su preferencia.

 

La selección de las lecturas

En una ocasión comentando con un padre de familia la importancia de leerles a sus hijos hizo el siguiente comentario: “Yo sí les leo, pero no les gusta”. Al preguntarle qué tipo de lectura les hacía contestó: “un diccionario”.

Llevar a los niños a una librería o a una biblioteca es ponerlos en contacto con muchos materiales escritos entre los que pueden escoger aquellos que llamen su atención. Cuando notemos el interés por algún tema específico podemos incrementarlo si buscamos libros o artículos que lo traten.

Existen muchos tipos de lectura que pueden hacerse, por ejemplo: la que sirve para relajarlos a la hora de dormir, esta aporta el beneficio de propiciar: la buena relación entre padres e hijos, un mejor descanso y el buen manejo de la ansiedad.

Leerles una narración interesante por capítulos y dejando una incógnita diaria nos transformará en su Shcherezada y los niños estarán pendientes del siguiente capítulo, no tendremos necesidad de corretearlos, ¡ellos vendrán a nosotros para pedir la continuación!

Acceso a los libros

Tener un librero al alcance de los niños les dará la libertad de acceder a la lectura en el momento en que quieran, sin necesidad de pedir ayuda a los adultos. Los libros deben ser adecuados a la edad e intereses de los niños.

 Gusto vs. Obligación

Dejar recados a los niños de manera escrita es una forma de invitarlos a leer. Estos mensajes pueden ser un saludo, la presentación del alimento que se preparó para comer, las pistas para encontrar un regalito o los procedimientos para hacer alguna actividad manual o una receta sencilla.

La lectura que se realiza en las tardes puede ser recreativa o de estudio, con ella se incrementan conocimientos y se despiertan intereses sobre temas variados.

En este punto lo importante es establecer horarios y respetarlos para tener todos los días un momento de lectura.

La lectura es una actividad que brinda muchos beneficios por lo que nunca debe usarse como un castigo, por el contrario, los mensajes respecto a ella deben ser siempre optimistas.

Lo importante es que no olvidemos que la lectura nos da la posibilidad de tener la mente activa, incrementa la inteligencia y favorece la autonomía. Así que:

¡A LEER!

Compartir Artículo:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email
0
Carrito
Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda